Los ataques de la "Gran Lista" para los Mormones

Por Jeff Lindsay
Traducción por Dastin Cruz

Uno de los retos en la defensa de nuestras creencias es hacer frente a los críticos que utilizan la técnica de las "Grandes Listas", esto implica lanzar numerosos argumentos para crear la impresión de un aluvión abrumador que diezma la fe,  Las grandes Listas no fueron escritas en busca de una respuesta verdadera. Si no hay una buena defensa a los argumentos planteados al principio, no importa, hay muchos más preguntas que se lanzan en diferentes direcciones.

Como ocurre con muchos temas en los campos como la historia, la ciencia y la religión, los problemas planteados en los ataques de las grandes Listas son a menudo complejos y pueden requerir la exploración de detalles abundantes para responder a las preguntas correctamente. Incluso para aquellos que están preparados para responder a preguntas sobre una amplia variedad de temas, el tiempo que toma para tratar un tema y responder adecuadamente a una pregunta puede ser tomada por los críticos impacientes como una admisión de debilidad y la confirmación de que tienen razón, y entonces es hora de pasar al siguiente ataque y así sucesivamente. Si se dan prontamente respuestas razonables a algunos ataques, o si se demuestra ser una posición fiel, la respuesta puede ser ignorada a medida que se lanzan nuevos ataques de la gran Lista. Esto no sucede sólo en los ataques contra los mormones, sino también contra muchas otras religiones. Interesantes ataques contra algunos aspectos de la ciencia moderna por parte de fundamentalistas religiosos o jóvenes creacionistas también usan este enfoque de la Gran Lista, exasperando a los científicos que saben que hay buenas respuestas a los ataques, pero a menudo pueden no ser capaces de tratar adecuadamente a la avalancha de preguntas de los críticos que no están realmente interesados ​​en las respuestas. Algunos científicos llaman a la táctica Gish Gallop por Duane Gish, un creacionista conocido por lanzar numerosos argumentos breves para abrumar a los opositores en los debates sobre la evolución.

Un interesante ejemplo reciente es discutido por el famoso blogger de ciencia PZ Myers. "En  Pharyngula . Myers escribe:
Hay una táctica común utilizada por los creacionistas, y me he encontrado con ella una y otra vez. Es una forma de Gish Gallop: presentar al malvado evolucionista con una larga lista de afirmaciones, preguntas y falacias non sequiturs, y si responden con un "No sé" a ninguno de ellas, declaran la victoria. Es fácil. Nosotros decimos "no sé" a mucho.

El panfleto "Big Daddy?" de Jack Chick es una versión de la lista creacionista, y contiene una buena cantidad de fantasía también. Tu sabes lo que creen que sucederá: Harán una pregunta que el científico no puede responder, y luego tendrán una epifanía, una revelación, y se darán cuenta de que toda su ciencia es una mentira, renunciarán a su posición universitaria y se unirán a una buena iglesia creyente en la Biblia.

A mí también me pasa todo el tiempo. En una de las charlas que dí, había una mujer en la puerta que había impreso una lista de preguntas de 5 página... la invité a entrar y a escuchar la charla y que las preguntarle ella misma y ella huyó. He hecho que un creacionista canadiense haga lo mismo, y luego hablé con él durante varias horas en el pasillo después de la charla. Parecía aturdido y enojado porque en realidad tenía respuestas para la mayoría de sus preguntas. He sido confrontado por personas con preguntas (más como afirmaciones ignorantes) sobre la biología, que una vez les he respondido y les revelo que soy biólogo, cambian a preguntarme acerca de geología y el Big Bang, para meterme en una esquina donde tendría que decir: "No sé".
Este enfoque es a menudo lanzado por algunas de las mismas personas religiosas (Jack T. Chick) hacia la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Por cierto, que conste que creo en Dios y creo que Él es el Creador, pero creo que la ciencia y la religión serán en última instancia compatibles cuando se entiendan correctamente. No tengo ningún problema con que la Tierra tenga miles de millones de años y con procesos evolutivos que forman parte de los medios de Dios para crear un planeta como el nuestro con el espectro milagroso de vida que tenemos aquí. Aunque estoy en desacuerdo con los argumentos utilizados por muchos creacionistas, como alguien que ama la ciencia, definitivamente creo que la majestuosidad del cosmos y las muchas complejidades de la vida no pueden explicarse razonablemente como meros accidentes, sino que son evidencias de un creador extraordinariamente inteligente. Así que aunque no comparto algunas de las opiniones de PZ Myers, puedo relacionarme bien con la frustración de ser golpeado con los ataques de "las grandes Listas" de críticos religiosos que no están realmente interesados ​​en entender o dialogar.

Una de mis primeras experiencias... involucró a una joven estudiante universitaria, una nueva convertida SUD, a quien su antiguo pastor le había dado volúmenes de literatura antimormona. Ella entró con una pila de libros, apoyándose especialmente sobre un grueso tomo publicado por una organización popular antimormona. Ella hizo una pregunta tras otra, todas las cuales resultaron tener respuestas razonables, en mi opinión... Tratamos con ellas uno a la vez, recurriendo a respuestas de las escrituras, cuando era apropiado, o haciendo puntos basados en la lógica u otras fuentes de información.

Después de unos 40 minutos de esto, ella se impacientó y dijo algo así como: "Mira, tal vez tienes respuestas para las preguntas que he planteado, pero hay cientos más de argumentos en este libro. ¿Cómo puede la Iglesia ser verdadera cuando hay tantos argumentos en contra?"

Dije que es fácil hacer argumentos en contra de cualquier tema. Le recordé los días del cristianismo primitivo cuando había numerosos testigos falsos contra Cristo, cuando había testigos pagados que dijeron que la tumba había sido asaltada por cristianos para fingir la Resurrección, cuando todos los líderes religiosos de la élite judía hablaron contra Cristo, y cuando todo el mundo romano parecía hablar contra Cristo y los cristianos. Había también volúmenes y volúmenes de argumentos contra la Iglesia en aquel entonces. "Si los vivieras, ¿Cómo podrías ver más allá de los argumentos masivos y reconocer la divinidad del Hijo de Dios y la verdad del cristianismo?"

No queriendo reconocer la importancia de un testimonio espiritual, regresó a sus libros antimormones. Señalé que aunque sólo habíamos examinado algunos de los argumentos, los que había planteado tenían respuestas razonables y algunos incluso demostraron una falta de integridad por parte de los autores. Su respuesta me sorprendió: "No me importa. Incluso si sólo el 10% de este libro es verdadero, eso es suficiente para demostrar que la Iglesia es falsa ".

Ah, la falacia de la Gran Lista, una herramienta clave en el arsenal del Adversario. Impresionarlos con un gran volumen, desgastarlos con interminables ataques, y muchos sucumbirán, abrumados por la imagen y la impresión de fuerza.

Hace unos años recibí una carta de un ex miembro de la Iglesia explicando el porque él y su esposa estaban dejando la Iglesia... A continuación, enumeró una avalancha de argumentos, mencionando el ADN y el Libro de Mormón, anacronismos, 4.000 cambios en el Libro de Mormón, el racismo, la poligamia, el templo y la masonería,etc. Problemas que pueden ser tratados individualmente si se toma el tiempo para entender los problemas y examinar los supuestos detrás de sus argumentos. Incluso entonces, uno debe estar dispuesto a reconocer que siempre habrá algunas brechas en nuestro entendimiento y que ninguna cantidad de evidencia y estudio eliminará la necesidad de la fe o reemplazará el poder de un testimonio del Espíritu Santo. Pero en muchos casos, hay respuestas, a veces respuestas poderosas que convierten las evidentes debilidades del Libro de Mormón, por ejemplo, en una fuerte evidencia de su autenticidad. Tales ideas no provienen de un vistazo superficial al texto y a la literatura relacionada. Tristemente, él se convirtió en otra víctima de la falacia de la Gran Lista.

Hay argumentos difíciles, de hecho. El ADN y el Libro de Mormón es un ejemplo de esto. Para una comprensión significativa de los problemas, hay que identificar los supuestos y evaluar la información desde una variedad de perspectivas. Al hacerlo, uno puede salir con una mejor comprensión de lo que es el Libro de Mormón y lo que no es. Pero el Adversario nos haría basar simplemente en un examen superficial: "Wow, no hay ADN judío en las Américas. ¡Fin de la historia!"

Para ayudar a aquellos que están haciendo frente a los desafíos de las grandes listas, he comenzado a compilar mi propia lista de lectura recomendada para los estudiantes de la religión SUD( en Ingles). Espero que sea útil para algunos. No estoy diciendo que ustedes tienen que leer esta lista... pero si están dispuestos a mirar a las respuestas y a las pruebas, podría ser un gran lugar para comenzar.

El Evangelio es verdadero, y el Libro de Mormón es un libro de escritura, auténtico y divino, a pesar de cualquier montaña de libros y folletos en contra que el enemigo pueda montar. Y Jesús es el Hijo de Dios, no importa cuantos falsos testigos, doctores y celebridades se le opongan. No se trata de quién puede gritar más ruidoso y fuerte, sino de escuchar la voz apacible en medio de los insensatos gritos de los hombres.

Lectura Adicional: La verdadera historia del folleto "Los visitantes"

1 comentario:

  1. Excelente analisis, esta es una de mis paginas preferidas.

    ResponderEliminar

@mormonorg