¿Nació Jesus en un establo y fue rechazado de las posadas?

"Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón (κατάλυμα)." - Lucas 2:7

Por Dastin Cruz

Hay ciertos aspectos del relato del nacimiento de Jesús que se introdujeron al pensamiento tradicional pero que no son exactos con los recuentos de los Evangelios. El Nuevo Testamento fue escrito originalmente en griego, y la palabra griega traducida como "posada" o "mesón" en Lucas 2:7 es κατάλυμα (kataluma).El élder Russell M. Nelson en un devocional titulado "La paz y el gozo de saber que el Salvador vive" dijo :
Este versículo (Lucas 2:7) encierra gran significado, el cual se realza al conocer una palabra del texto original del Nuevo Testamento griego, así como al entender la cultura de esa época y lugar. El término del cual se tradujo “mesón” es kataluma. El prefijo griego kata (o cata) significa “abajo” refiriéndose a una época o lugar. Cuando kata se une a luma, la palabra significa un lugar donde la gente se dispersa, o toma un descanso de su jornada. En el Nuevo Testamento griego, la palabra kataluma aparece sólo en otros dos pasajes, pero en cada caso no se tradujo como “mesón”, sino como “aposento” (Marcos 14:14; Lucas 22:11)... La idea de que los dueños de las posadas eran poco hospitalarios o incluso hostiles, probablemente sea incorrecta. Sin duda, la gente de aquella época era, como lo es hoy día, hospitalaria. Eso debe de haber sido así en particular en una época en la que la población normal de Jerusalén, y de la ciudad vecina de Belén, habría aumentado debido a los muchos familiares de los ciudadanos locales.
Aprender de este tema no es insignificante: el significado de κατάλυμα es crítico para determinar como Lucas quiso retratar las circunstancias del nacimiento de Jesús.¿Quería Lucas retratar a la joven familia siendo rechazado de una posada comercial y obligado a dar a luz en un establo? A pesar de que esta palabra es un detalle menor en la narrativa,  es significante ya que no solo nos ayuda a comprender mejor cómo los primeros cristianos creían que Jesús nació, sino también a entender el mensaje que Lucas desea transmitir.

No era una posada o mesón, sino un cuarto o habitación para huéspedes

κατάλυμα (kataluma) se usa por primera vez en Marcos (una conocida fuente que uso Lucas para su evangelio) . Estas dos referencias, aunque breves, parecen indicar que los autores del Evangelio usaron kataluma para referirse a un tipo de cuarto para huéspedes. En Marcos 14:14 al narrar sobre la preparación para la comida de la Pascua, leemos " decid al señor de la casa: El Maestro dice: ¿Dónde está el aposento (κατάλυμα ) donde he de comer la Pascua con mis discípulos?" Poco queda claro el espacio de este aposento o kataluma pero tenía que ser lo suficientemente espaciosa y acomodada para que Jesús compartiera la comida de la Pascua con los doce apóstoles". El relato de Lucas sobre este mismo suceso está en Lucas 22:11.

Estos dos usos neotestamentarios del κατάλυμα son extremadamente significativos para evaluar cómo se usa el término en Lucas 2: 7. Sabemos con certeza que Lucas estaba familiarizado con el uso del término por parte de Marcos (ya que utilizó el relato de Marcos como fuente de su propia narrativa), y el otro uso de Lucas del término remite naturalmente como lo entendió. Aunque queda algo de ambigüedad, el cuarto claramente no es una posada: se refiere a una habitación en el nivel superior de una casa que podría ser utilizado para alojar invitados.

Además, en otros pasajes de su evangelio Lucas usa una palabra griega diferente cuando se refiere a una posada o mesón de verdad. En la parábola del buen samaritano, Jesús menciona que el hombre herido fue llevado a una posada o mesón, y aquí Lucas usa la palabra griega πανδοκίον (pandokheion). Leemos "Y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole sobre su propia cabalgadura, le llevó al mesón y cuidó de él." - Lucas 10:34. Como señala Kenneth Bailey, un erudito en cuanto al Medio Oriente y el Nuevo Testamento: “La traducción [de esa palabra como ‘posada’ ó mesón] es producto de nuestra herencia occidental” (“The Manger and the Inn: The Cultural Background of Luke 2:7”, Bible and Spade).

En esta sección, examinaré brevemente algunos aspectos de Lucas 2 que proporcionan un contexto de cómo debe traducirse κατάλυμα .

El momento de la llegada de María y José a Belén

Una área en la que la tradición ha triunfado sobre el texto a través de las edades está en el supuesto momento del nacimiento de Jesús en relación con la llegada de José y María a Belén. Tradicionalmente, María y José han sido representados como llegando a Belén poco antes del nacimiento de Jesús, necesitando urgentemente alojamiento y terminando de aceptar un establo en lugar de una habitación. Bajo estas suposiciones, solo tiene sentido que κατάλυμα debe traducirse como posada: si la pareja hubiera llegado a la ciudad con más tiempo, podrían haber sido capaces de encontrar alojamientos alternativos. Llegar tarde, sin embargo, habría hecho más probable que la posada estuviera llena, y por la urgencia de encontrar un lugar seguro para el nacimiento de Jesús se habría alojado en un establo.

Aunque esta interpretación no necesariamente contradice el texto de Lucas 2:6-7, los detalles de apresuramiento no están presentes en el texto de Lucas, que simplemente afirma que "que estando ellos allí, se cumplieron los días en que ella había de dar a luz.". Nada en estas palabras puede interpretarse que implique necesariamente que el parto de Jesús siguió inmediatamente a la llegada de María y José a Belén. A menos que la audiencia de Lucas tuviera acceso a otras tradiciones o al contexto de la narrativa de la infancia, podemos suponer de manera razonable que ellos entendieron el texto tal como se lee.

Hay varias explicaciones de por qué una entrada apresurada a Belén tradicionalmente ha sido una lectura muy aceptada. Los lectores antiguos y medievales del texto probablemente interpretaron al texto de esta manera con el fin de tener sentido el comentario en Lucas 2:7 y no lidiar con la razon por el cual no había lugar en la posada. Los lectores del siglo II también fueron influidos por el popular Protoevangelio de Santiago, que describe a Maria viéndose obligada a dar a luz en una cueva en el desierto antes de llegar a Belén. Si bien esta historia fue principalmente valorada por los antiguos Cristianos por sus perspectivas mariológicas, es casi seguro que influyó en la tradiciones de la natividad. Quizás también esté relacionada una variante textual para Lucas 2: 6 encontrada en Codex Bezae, que indica que los días del embarazo de Maria se completaron "cuando se acercaron" a Belén, infiriendo que ella dio a luz inmediatamente al llegar al Belén. Si bien los detalles en el Protoevangelio de Santiago y el Códice de Beza son importantes para ayudarnos a entender a las primeras comunidades cristianas que los valoraban, no deberían (consciente o inconscientemente) influir en nuestra comprensión de la gran cantidad de textos anteriores a Lucas, que no contiene este escenario de llegada apresurada en la noche.

Si bien no podemos saber el momento preciso de la llegada de María y José a Belén en relación con el nacimiento de Jesús, es plausible atribuir el escenario de llegada tardía a la tradición post-bíblica y suponer que José y María llegaron a Belén en algún momento antes del nacimiento de Jesús. De hecho, considerando las circunstancias de José y María, se podría esperar que su llegada y su alojamiento hubieran sido planeado de antemano. Tales arreglos implicaría que José tenía lazos con la aldea de Belén, lazos que son cruciales para evaluar el significado de κατάλυμα.

La relación de José con Belén

Observe cuidadosamente Lucas 2: 4-6: "Entonces subió José de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la que estaba en cinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días en que ella había de dar a luz".

Independientemente de si la casa familiar de José estaba en Belén o ya sea solo su hogar ancestral, los lazos de José con la aldea son clave para determinar cómo debe entenderse κατάλυμα de Lucas 2:7. Si José realmente fue un hijo nativo de Belén, entonces casi seguro habría quedado con familiares cercanos. Argumentos de que las casas de Belén estaban ocupados debido al censo se descarta por el simple hecho de que el censo romano se llevó a cabo durante un período de días, no un solo día.  De todos modos, una medida adicional de hospitalidad sin duda podría haberse esperado debido al embarazo de María. Cada uno de estos puntos confirma que, independientemente de cuán fuertes sean los lazos de José con Belén, hubiera sido mucho más probable que se quedara en una casa de un familiar que en una posada, lo que sugiere la traducción más adecuada para κατάλυμα en Lucas 2: 7 sea "habitación de huespedes". Asimismo debemos tener en cuenta que no muy lejos vivía Elizabet, prima de María, con quien María vivió un tiempo durante su embarazo (Lucas 1:39-40). Si estaban buscando un sitio para alojarse unos días, ¿Por qué no fueron a la casa de Elizabet? La respuesta probable es que ellos habían encontrado una casa donde quedarse en Belén, seguramente la de algún pariente de José. Sin embargo, esto deja una pregunta sin respuesta: Si José y María estaban siendo alojados en una casa en particular, ¿Por qué el bebé de María estaba "en un pesebre?" Esta pregunta solo se puede resolver examinando las características comunes de los hogares palestinos del siglo pasado.

Casas palestinas del primer siglo

Examinar algunas características clave de los hogares palestinos del siglo I no solo proporciona un contexto importante para el término κατάλυμα, sino que también ayuda a explicar por qué María pudo haber puesto a Jesús en un pesebre mientras se hospedaba en una casa privada.

Primero, las casas judías poseían una habitación pequeña que podría ser utilizada para recibir invitados. De particular interés es el hecho de que estas habitaciones se han construido en la parte superior de un hogar y se usaba con frecuencia como un lugar de reunión para pequeños grupos. Esta descripción se ajusta perfectamente a la descripción del κατάλυμα en que Jesús celebró la Última Cena: era una "sala superior" ἀνάγαιον" y estaba debidamente acomodado para una reunión de un maestro con sus discípulos. ¿Si tal habitación es mencionado por la palabra κατάλυμα al final del evangelio de Lucas, porque no usar la misma palabra para describir una sala similar al comienzo de la narración en Lucas 2: 7?

Otro uso mencionado para este tipo de habitación es revelador: era una habitación para un hombre recién casado y su esposa. Si José y María habían regresado para quedarse con la familia de José en Belén, es posible que tal cuarto haya sido preparado específicamente para ellos. Si se quedaran con parientes más distantes, todavía era probable que les hubieran dado adaptaciones similares si estaban disponibles, ya que era los cuartos más apropiados para una pareja de recién casados.

Sin embargo, como ya se ha mencionado, Lucas registra que María "acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón (κατάλυμα)." Hay dos razones plausibles para esto: Primero, la habitación de invitados podría haber sido tomada por otra persona invitada, requiriendo que José y María se queden en otra parte de la casa. El hecho de haber alojado a la familia de José en el cuarto principal de la casa no implica falta de delicadeza o de hospitalidad hacia ellos. El cuarto de huéspedes estaba lleno y el anfitrión no iba a pedirles a quienes habían llegado primero. . . que se fueran. Semejante comportamiento hubiera sido impensable y, en todo caso, innecesario. En cualquier caso, el amplio cuarto familiar era más apropiado.

Mientras la imagen tradicional de Belén llena de visitantes para el censo es una exageración, es probable que si José hubiera venido para el censo, otros (incluso miembros de su familia) pueden haber llegado a Belén también, y el cuarto de huéspedes puede haber sido ocupados por otra persona. La otra posibilidad es que no había espacio suficiente en el κατάλυμα para acomodar el parto de Jesús. El Parto en la antigüedad era un procedimiento peligroso tanto para la madre como para el niño, y es es probable que María hubiera sido asistida por una partera, así como las mujeres de la casa. El cuarto de invitados (κατάλυμα) para la Última Cena se destacó por ser grande, pero estas habitaciones probablemente variaban en tamaño. Si la habitación en la que María y José se quedaban era pequeño, María se habría trasladado a la sala principal de la casa, donde hubiera habido suficiente espacio para que las otras mujeres le ayudaran con el parto.

Otra característica relevante de los hogares palestinos del siglo I,  era que se componía de un área cerca de la puerta, a menudo con piso de tierra, donde se guardaban los animales de la familia dentro de la casa misma. Tradicionalmente, la mención de un pesebre en la narrativa de la infancia evoca imágenes de un establo a moderno para los lectores, pero ese no hubiera sido el caso en los días de Lucas. Muchas casas en el Levante fueron equipados para alojar animales en el interior durante la noche: esto protegía a los animales de las trampa y también mantenía la casa caliente durante la noche de los meses más fríos. La familia vivía y dormía en una parte elevada de la misma habitación. También solía haber una habitación para huéspedes, ya fuera arriba, en un segundo piso, o contigua a la sala de la casa, en la planta baja. Lo típico era que la zona inferior cerca de la puerta tuviera un pesebre para alimentar o abrevar a los animales.

Las estructuras para albergar animales -lo que las audiencias modernas considerarían establos- ciertamente existieron en la antigua Judea, pero si el κατάλυμα en Lucas2: 7 se ve como una habitación de invitados o huéspedes, haciendo mucho más probable que María diera a luz y colocara a su bebé en el pesebre en el cuarto principal de una casa que en un establo. En una casa abarrotada, colocar a un bebé envuelto en el heno de un pesebre habría sido un lugar de descanso seguro y cálido para el niño.

La reacción de los pastores

Un elemento adicional del relato, y que refuerza esta versión, es que los pastores que recibieron el anuncio del nacimiento del Salvador por parte de un ángel e irían a verlo esa noche (Lucas 2:8-11). Como pertenecían a los estratos sociales más bajos, tal vez sentían que su visita a un rey no sería bien recibida, pero el ángel les dijo que la señal sería que encontrarían al bebé acostado en un pesebre (v. 12).

Kenneth Bailey en su libro escribió, “ellos encontrarían al niño Jesús en un ambiente campesino igual al de ellos... sino en una casa común de dos habitaciones, como las de ellos... Sin duda, encontraron a la familia de José alojada en perfectas condiciones, no en un sucio establo. Si al llegar hubieran encontrado un sitio maloliente, una madre asustada y un padre desesperado, habrían dicho: ‘¡Esto es indignante, vengan a casa con nosotros, nuestras esposas los atenderán!’En cuestión de minutos, los pastores hubieran trasladado a la pequeña familia a sus propios hogares. El honor del pueblo entero hubiera recaído en sus hombros y hubieran sentido la responsabilidad de cumplir su deber. El hecho de que los pastores se fueran sin llevarse a la joven familia quiere decir que no podían ofrecerles mejores condiciones que las que ya les habían sido proporcionadas” (Jesus Through Middle Eastern Eyes: Cultural Studies in the Gospels, 2008, p. 35).

Conclusión:

Examinando cómo se usa el término en otras literaturas muestra que κατάλυμα se puede usar para referirse a una amplia variedad de "lugares para quedarse" y examinando su contexto dentro de Lucas 2 aclara a qué tipo de alojamientos se refiere el término: la habitación de huespedes de una casa privada. 

Leyendo κατάλυμα de esta manera junto con los otros elementos de la historia: se adapta mejor al contexto inmediato del verso, considerando el momento de la llegada de María y José a Belén, la relación de José con la ciudad y las realidades de la casas del siglo I que cualquier otra interpretación.

Esta lectura sugiere un escenario para el nacimiento de Jesús: José, quien en cierto grado esta conectado con Belén, lleva a María a Belén antes del tiempo de que diera a luz. Se aloja con parientes de José y cuando llega el momento de que María dé a luz a Jesús, la habitación de invitados del la casa familiar tiene muy poco espacio para acomodar el proceso del parto. María se traslada a la habitación principal de la casa, donde nace y coloca Jesús en uno de los pesebres presentes en la habitación.

Esta lectura de la narrativa de la infancia de Lucas hace la historia del nacimiento de Jesús incluso menos inusual que la lectura tradicional de la historia. Es cierto que ser rechazado de una posada y ser forzado a dar a luz en medio de los animales le da a Jesús un humilde comienzo digno de mención: Jesús nació en circunstancias desesperadas y memorables.

Pero situar el nacimiento de Jesús en la habitación principal de una casa de Belén le da una narrativa de nacimiento probablemente similar a miles de bebés judíos. En resumen, Lucas retrata a Jesús entrando al mundo de una manera bastante común.

Tal lectura, aunque se aparta de la exégesis tradicional de la natividad, de hecho encaja bien con los énfasis reconocidos de la narrativa de la infancia de Lucas. Los comentaristas han notado durante mucho tiempo la escasez de detalles sobre el nacimiento de Jesús, particularmente en comparación con las narraciones más largas de la anunciación a María, la visita angelical a los pastores y la presentación de Jesús en el templo. Es en estas narraciones que Lucas encuentra la evidencia que desea para retratar la divinidad y el destino salvífico de Jesús, ya que proporcionan ángeles y personajes inspirados (los pastores, Simeon y Anna) con la oportunidad de dar testimonio de lo que Jesús eventualmente haría. El énfasis de Lucas reinterpreta lo que debe haber sido lo más importante para él y para su audiencia cristiana primitiva: no los detalles del nacimiento de Jesús, sino lo que ese nacimiento presagiaba para el mundo.


Este artículo se basa en la publicación tiulada "An Improbable Inn: Texts and TraditionSurrounding Luke 2:7" por Andy Mickelson encontrada en scholarsarchive.byu.edu

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

@mormonorg