¿Es perfecta la Iglesia de Jesucristo?

Por Dastin Cruz

La frase "La Iglesia es perfecta, pero los miembros no lo son" es muy popular y se escucha de vez en cuando entre los miembros SUD. Sin embargo el asunto es que la iglesia no es perfecta.

La palabra Iglesia viene del griego "ekklesía" la cual significa asamblea o congregación. En Grecia se llamaba así a la reunión que realizaban los ciudadanos para tratar asuntos públicos. En un sentido más amplio, "ekklesía" vino a significar cualquier asamblea de ciudadanos debidamente convocados. Es interesante hacer constar que el mundo romano nunca trató de traducir la palabra "ekklesía"; simplemente la transliteró, resultando en el latín ecclesia, y la usó de la misma forma que los griegos ["Palabras Griegas Del Nuevo Testamento" por William Barclay, pág 54]. Más tarde Pablo designo con esa palabra a la congregación o grupo organizado de personas unidas por su fe cristiana, a sus miembros en general; a veces se uso para referirse a congregaciones locales de un área geográfica especifica (Apoc. 2:5, 16, 21–22; 3:3, 19) y otras a la congregación total en su conjunto (Ef. 5:25-27).

En la Guía para el Estudio de las Escrituras  se define a la Iglesia de Jesucristo como:
"Un grupo organizado de creyentes que han tomado sobre sí el nombre de Jesucristo mediante el bautismo y la confirmación. Para ser la Iglesia verdadera, debe ser la del Señor; debe tener Su autoridad, Sus enseñanzas, Sus leyes, Sus ordenanzas y llevar Su nombre; y debe ser gobernada por Él mediante representantes de Su elección.".
Queda claro entonces que La Iglesia de Jesucristo aunque esta dirigida por la autoridad del sacerdocio, no es el sacerdocio, aunque es un medio que ayuda a las personas a encontrar y vivir el evangelio, no es el evangelio, y tampoco un edificio de reunión. La iglesia son sus miembros quienes la integran. Y para que sea la Iglesia verdadera de Jesucristo, debe llevar su nombre, tener su sacerdocio y su evangelio.

El Evangelio es perfecto y la Iglesia es el instrumento para llevar el Evangelio a las demás personas.

El élder Ronald E. Poelman en su discurso titulado "El evangelio y la Iglesia", en la Conferencia de la Conferencia General de 1984, dijo:
Tanto el evangelio de Jesucristo como la Iglesia de Jesucristo son verdaderos y divinos, y existe entre ellos una relación esencial que es sumamente importante. Si comprendemos la relación que existe entre el evangelio y la Iglesia, esto evitara que tengamos confusión, que pongamos mal nuestras prioridades y que esperemos cosas que no son realistas; también nos llevara a alcanzar nuestras metas justas al participar feliz y satisfactoriamente en la Iglesia, evitara el descontento y nos proporcionara grandes bendiciones personales...El evangelio de Jesucristo es un plan divino y perfecto... mientras que la Iglesia cumple el mandato divino de proporcionar los medios y los recursos necesarios para poner en vigor este plan en la vida de cada persona. 
La Iglesia de Jesucristo es verdadera, no perfecta

El Señor ha invitado a todos sus discípulos a ser perfectos (Mateo 5:48; 3 Nefi 12:48). Sin embargo, los seres humanos que dirigen su Iglesia en la Tierra aunque sinceros son imperfectos, eso significa inevitablemente que su iglesia (es decir sus miembros) es imperfecta. Podrías crecer y pensar que los líderes de la Iglesia no pueden errar y que las políticas no pueden cambiar porque la Iglesia es perfecta, pero es un error. Pero si creemos que nuestros líderes son divinamente llamados e inspirados entendemos mejor porque es nuestro deber de apoyarlos y sostenerlos por la oración de la fe.

En las escrituras modernas vemos que se define a la Iglesia como "la única iglesia verdadera y viviente sobre la faz de toda la tierra, con la cual yo, el Señor, estoy bien complacido"(D. y C. 1:30; Véase tambien 2 Nefi 9; 2; 4 Nefi 1:26; 1 Pedro 5:12-13).  La frase “La Iglesia es perfecta pero sus miembros no lo son” es contradictoria porque ¡La iglesia son sus miembros!.  Lo correcto es decir “La Iglesia es verdadera, aunque sus miembros son imperfectos” El presidente Dieter F. Uchtdorf refiriéndose a este tema en la Conferencia General de Octubre de 2013 dijo:
Supongo que la Iglesia sólo sería perfecta si la administraran seres perfectos. Dios es perfecto y Su doctrina es pura; pero Él obra por medio de nosotros, Sus hijos imperfectos; y la gente imperfecta comete errores.

En la portada del Libro de Mormón leemos: “Y ahora bien, si hay faltas, éstas son equivocaciones de los hombres; por tanto, no condenéis las cosas de Dios, para que aparezcáis sin mancha ante el tribunal de Cristo”.

Ésta es la manera como ha sido siempre y como será hasta el día perfecto cuando Cristo mismo reine personalmente sobre la tierra.

Es triste que algunos hayan tropezado debido a los errores cometidos por los hombres; pero, a pesar de ello, la verdad eterna del Evangelio restaurado que se encuentra en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no ha sido manchada, menoscabada ni destruida.
¿En que sentido la Iglesia puede ser Perfecta?

No obstante es correcto señalar que por la expiación de Jesucristo, la iglesia puede en última instancia llegar a ser santa y perfecta, pues Jesucristo es "el autor y perfeccionador de [nuestra] fe" (Heb. 12:2) pues "...Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha." (Ef. 5:25-27). Ya que que el propósito mismo de la Iglesia que es que " lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo." (Efesios 4:11–13.) debemos esforzarnos por llegar a ser perfectos a través de la Gracia de Cristo (Moroni 10:32)

Además aprendemos de las escrituras modernas que los santos fieles llegarán a ser miembros de la Iglesia del Primogénito en la eternidad (D. y C. 93:21–22). Recordemos que la Iglesia del Primogénito es la iglesia celestial de Cristo, y sus miembros son seres exaltados  que ganan una herencia en el cielo más alto del mundo celestial y para quienes la familia continúa en la eternidad. (Church of the Firstborn, Encyclopedia of Mormonism 4 vols. by Daniel H. Ludlow) De una manera real, su iglesia imperfecta puede llegar a ser perfecta en Cristo en la eternidad.

Iglesia no es lo mismo que Religión

La palabra Iglesia no es sinónimo de Religión. El élder James Talmage en su libro "Los Artículos de Fe" aclara que es religión, escribió:
“Teología y Religión, aunque se relacionan, no son idénticas. Uno puede estar bien versado en conocimientos teológicos, y, sin embargo, carecer de un carácter religioso, o siquiera moral. Si la teología es una teoría, entonces la religión es una práctica; si la teología es el precepto, la religión es el ejemplo. Una debe complementar la otra; el conocimiento teológico debe fortalecer la fe y práctica religiosas. Cual la aceptan los Santos de los Últimos Días, la teología abarca el plan del Evangelio de Jesucristo en su totalidad. La teología, como ciencia, tiene que ver con el conocimiento clasificado o colacionado que se refiere a la relación entre Dios y el hombre: es principalmente del intelecto; mientras que la religión incluye la aplicación de este conocimiento o creencia genuina al curso individual de la vida.”
La Religión es el comportamiento individual según nuestras creencias religiosas genuinas, por esto el apóstol Santiago escribió: "La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo." (Santiago 1:27)

Conclusión

Es importante distinguir que la Iglesia es verdadera, mas no perfecta, pues suponer que es perfecta implicaría decir que en la iglesia no ocurren errores, que los miembros y sus líderes nunca se equivocan y eso conducir a la desilusión o a dar una imagen incorrecta de nosotros como miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y del propósito mismo de por qué existe la Iglesia, que es que " lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo." (Efesios 4:11–13.) pues Jesucristo es “el autor y perfeccionador de [nuestra] fe” y Unirnos al cuerpo de Cristo —la Iglesia— es una parte importante para llegar a ser como Él es. (Moroni 6:4)


Este artículo se basa en el publicado por Roberto Guerrero titulado "¿La Iglesia de Jesucristo es perfecta?" en guerrerosud.wordpress.com

1 comentario:

@mormonorg