Según estudios, más misioneros de la Iglesia regresan a casa antes de tiempo

Últimamente he escuchado mucho sobre misioneros que regresan a casa antes de tiempo: jóvenes adultos Santos de los Últimos Días que van a su misión, solo para volver a casa antes de su asignación (dos años para los hombres y 18 meses para las mujeres).

Es el tema de esta semana del excelente nuevo podcast de Rosemary Card, con el invitado Thomas McConkie; una historia destacada en LDS Living acaba de abordar el regreso temprano de un misionero de manera compasiva; y abundan los rumores de que la Conferencia General del próximo mes incluirá, entre otros anuncios frenéticos (!), la opción de que los misioneros puedan servir por períodos más cortos.

No puedo hablar de la verdad de ese rumor, pero a juzgar por algunas de las cosas que aprendimos al hacer la Encuesta "The Next Mormons Survey", puedo entender la sabiduría que hay detrás si resulta que es verdad.

Primero, la buena noticia. Encontramos un aumento muy alentador en el servicio misional entre los Millennials, especialmente entre las mujeres:
The Next Mormons Survey, 2016.
Vea cómo ha crecido el servicio por las mujeres, más de el triple que las generaciones Boomer/Silenciosa (13% de mujeres) a Millennials (44.5%).

Adicionalmente, una gran mayoría de ex Misioneros (o misioneros retornados) dicen que tuvieron una experiencia positiva..., pero para nuestros propósitos aquí, solo sabemos que la mayoría de los misioneros piensan que su misión fue una parte valiosa de sus vidas, incluso si llegaron a casa de forma anticipada.

Pero los misioneros que regresan a casa temprano están aumentando. En nuestro estudio, no encontramos un solo encuestado de las generaciones Boomer/Silencioso, hombre o mujer, que hubiese regresado temprano de una misión. Esta fue la generación de "no volver a casa a casa antes de tiempo a menos que estés en un ataúd". Cuando llegamos a los Millennials, es casi uno de cada cinco:
The Next Mormons Survey, 2016.
Tenga en cuenta que el gráfico anterior mide los regresos anticipados de todos los miembros de esa generación, no solo de aquellos que realmente sirvieron una misión. Si tuviéramos que ver solo ese número, un tercio de los millenials Santos de los Últimos Días que fueron a una misión llegaron a casa antes de su tiempo asignado.

¿Por qué está pasando esto? Resulta que esa pregunta es más difícil de responder que documentar el hecho de que está ocurriendo.

Mi primera teoría fue que esto podría estar relacionado con la reducción del requisito de la edad misional en 2012, cuando paso de ser de 19 para las mujeres y 18 para los hombres. Tenía sentido que misioneros menos maduros que nunca antes hubieran vivido fuera de casa, tendrían más dificultades para adaptarse a las estrictas demandas de la vida de la misión a tiempo completo .

Sin embargo, los datos no lo confirman. Cuando separamos la generación Millennial a la mitad (de 18 a 26 años y de 27 a 36 años), hay muy poca diferencia en la tasa de regresos anticipados, y la diferencia que existe en realidad va en otra dirección. Esta tendencia comenzó con los Millennials mayores, y ha continuado en gran medida con los más jóvenes.

Esta encuesta no tenía una pregunta que interrogara a los primeros que regresaron anticipadamente de por qué habían regresado a casa temprano, pero hay una pequeña encuesta, realizada por investigadores de la Universidad del Valle de Utah (UVU), que consultó a esa población precisamente para obtener esta información . Las razones más comunes que se dieron fueron:

Salud mental (36%)
Salud física (34%)
Una transgresión previamente sin resolver (12%).
Desobediencia a las normas de la misión (11%).

Los autores del estudio de la UVU señalan:
Solo el 12% de los encuestados regresó a casa debido a una transgresión sin resolver y el 11% por no cumplir con las normas de la misión, lo que significa que menos de 1/4 de los encuestados regresaron anticipadamente por cuestiones relacionadas con la transgresión. Esto es notable porque muchos MRTA [Misioneros que regresaron antes de tiempo] sienten que la gente asume que regresaron por problemas de dignidad. Se sienten estigmatizados y avergonzados, haya o no pecado involucrado.
Lamentablemente, la mayoría de los MRTA no tuvieron una bienvenida amorosa cuando llegaron a casa antes de lo esperado. Casi seis de cada diez encuestados en el estudio de la UVU dijeron que sus barrios fueron hostiles o indiferentes, y casi la mitad dijo que los líderes de sus iglesias locales los trataron mal. (Más felizmente, menos de un tercio reportó una recepción tan fría en sus propias familias).

Volviendo a la encuesta de Next Mormons Study, una nota final sobre algo interesante: la tasa de regreso anticipado es ligeramente más alta entre las mujeres que entre los hombres. En la generación del milenio, por ejemplo, el 35% de las misioneras regresaron temprano, en comparación con el 29% de misioneros hombres.

Esto me sorprendió, porque en casi todas las medidas de creencia y práctica, las mujeres Santos de los Últimos Días superan a los hombres. Las mujeres son más fieles en asistir a la iglesia, pagar el diezmo y leer sus Escrituras; también tienen una puntuación más alta que los hombres en las preguntas de testimonio por alrededor de nueve puntos.

¿Quizás esto es la consecuencia de que a las mujeres se les diga toda la vida que una misión es una opción, mientras que para los hombres es una mandamiento? No podemos decir por qué a partir de los datos.

Lo que está claro es que los regresos anticipados están en aumento tanto para los hombres como para las mujeres, lo cual es algo que la cultura Santos de los Últimos Días debe aprender a enfrentar de una manera más amorosa y responsable.

Fuente: Artículo originalmente escrito por Jana Riess y publicado en religionnews.com con el título “More Mormon missionaries are coming home early, study shows”. Traducido al español por Dastin Cruz para mundosion.org

2 comentarios:

  1. Lo mas importante es no juzgar alos que regresan y no hacerles sentir que no son utiles ! Me da mucha ver a miembros murmurar de estos jovenes si ya esta hecho ya esta hecho . Acaso se acaba el mundo al final loqbue te salva es perceverar hasta el fin . Asi ayas sido misionero por dos años vienes y te inactivas y de que te sirvio la mision eh visto muchos que retornaron antes de tiempo y son fieles hombres del señor por que al no encontrar ese amor cuando regresan se aferran mas al señor por que su testimonio de la expiacion les ayuda a seguir adelante. Si cumple una mision por dos años o no jamas se debe hacer preferencias si no tratarles con el mismo amor . Eso debe elevarnos y elevarlos a ellos a la verdadera meta que es vivir con dios como familia

    ResponderEliminar
  2. Excelente comentarios. Especialmente que debemos ser mas diligentes para la educacion.

    ResponderEliminar

@mormonorg